Pinche aquí
Hoteles Agencias de viajes Vuelos
publicidad
Haz click
publicidad
Haz click
 
publicidad
  María Ulled Farkas
redaccion@revista80dias.es

Los espectaculares paisajes de Noruega nos ofrecen gran variedad de opciones para practicar deportes de riesgo rodeados de la más asombrosa naturaleza. Tanto en verano como en invierno, el país de los fiordos es la mejor elección para todos aquellos que quieran disfrutar de unas vacaciones tanto culturales como llenas de sano deporte.

Sin embargo y al contrario de lo que se piensa Noruega, no es solo un paraíso para los deportes de invierno como el esquí en todas sus modalidades, sino que ofrece una espectacular gama de deportes para ser practicados en épocas más cálidas del año noruego, como el verano o la primavera. Tanto es así que los paisajes privilegiados de este país, se muestran en toda su grandeza que aunque igualmente espectacular han permanecido ocultos para los turistas de invierno bajo grandes cantidades de nieve.

En este reportaje pretendemos mostrar al lector todas las opciones que Noruega ofrece durante todo el año para los amantes del deporte prestando mayor atención a aquellas actividades quizás menos conocida por el turista internacional.

Una de las múltiples opciones / FOTO: ONT Noruega

Noruega es conocido comúnmente por sus deportes de invierno. En la temporada más fría Noruega se convierte en una inmensa pista de miles de kilómetros cuadrados para los esquiadores de todo el mundo. No hay que olvidar que Noruega durante cientos de años no tuvo otra forma de transporte en invierno que no fuera el esquí. Es por ello que se les deben las mayores aportaciones para la mejora de las tablas y el equipamiento para los esquiadores. Cuando hace dos siglos el esquí comenzó a ser reconocido como deporte por la sociedad, fueron los propios noruegos los primeros en agenciarse una posición destacada en la celebración de competiciones internacionales y campeonatos de envergadura.

El esquí alpino es la modalidad reina en Noruega. Con una amplia gama de grados de dificultad, las estaciones ofrecen fabulosas oportunidades para la diversión tanto para veteranos como para aquellos más inexpertos que prefieren disfrutar de entornos menos peligrosos.

Por otro lado nos encontramos con la reciente aparición del Snowboard. Los aficionados a este deporte van incorporándose a los mismos circuitos que los esquiadores convencionales haciendo más atractivo el placer de dedicarse simplemente a mirar a los deportistas más experimentados. Todas las instalaciones de deportes de nieve ofrecen además la posibilidad de alquiler de equipos, cursos para principiantes y niveles avanzados.

Golf en la nieve / FOTO: ONT Noruega

También inscrito en un marco de nieve nos encontramos con el Golf sobre hielo, modalidad poco conocida desde que se iniciara en Groenlandia en 1999. El Campeonato Mundial de Golf en Hielo Drambuie es el campeonato de golf realmente único y original, donde sustituimos césped verde por nieve y hielo; paz y silencio por oteadores de osos polares y perros con trineos atravesando libremente las pistas y las tradicionales bolas blancas por otras naranjas y palos de golf térmicos.

Este año, la ciudad de Svalbard ofrecerá el Campeonato de Golf más septentrional del mundo, que tendrá lugar los próximos días del 2 al 4 de abril y a donde acudirán numerosos golfistas profesionales de todo el mundo.

Abandonamos la fría nieve y el duro invierno noruego para sumergirnos en los impresionantes paisajes estivales de Noruega con deportes que no tienen nada que envidiar al centenario esquí. Andar es sin suda uno de los deportes más sanos y menos peligrosos que existen. En Noruega el senderismo y el excursionismo están a la orden del día en tiempos más cálidos. Perderse por inmensos bosques o simplemente recorrer infinitos caminos es una de las opciones más acertadas para vivir la sensacional naturaleza de este país, admirar sus puestas de sol o ser testigo de inefables paisajes durante todo el camino. Aunque siempre tenemos una opción para aquellos más arriesgados. Los restos de las edades glaciares esperan a aquellos que sientan la necesidad de un poco más de aventura. Glaciares como el de Jostedals con una superficie de 486 km2 ofrecen toda una aventura llena de peligros inesperados que requier en siempre la presencia de un guía local conocedor de estas monumentales masas de hielo.

En Noruega el senderismo y el excursionismo están a la orden del día en tiempos más cálidos. Perderse por inmensos bosques o simplemente recorrer infinitos caminos es una de las opciones más acertadas para vivir la sensacional naturaleza de este país, admirar sus puestas de sol o ser testigo de inefables paisajes durante todo el camino

Sin embargo, cuando queremos cubrir distancias más grandes necesitamos de un medio de locomoción. Nada mejor que una bicicleta para experimentar de forma directa la naturaleza de este fascinante país. Noruega conserva grandes superficies de naturaleza en las que el rastro del hombre es imperceptible y por las que pasearse andando o en bicicleta es un verdadero placer. Ya sea por caminos trazados para aquellos poco habituados a desplazarse a pie o campo a través para los más preparados. La naturaleza nunca dejará de sorprenderles.

EL DEPORTE: LA MEJOR OPCIÓN EN CUALQUIER ÉPOCA

Noruega es un país con infinidad de ríos, lagos y estanques. La cantidad de agua que posee le hace un lugar perfecto para la práctica de deportes como el buceo, la pesca, la vela, el windsurf, el rafting, y la navegación en canoa o kayak. Algunos de estos deportes no necesitan de una preparación intensa preeliminar, pero otros como el rafting precisan de su práctica en grupo y con guías dada su peligrosidad. En el municipio de Jølster, por ejemplo, en el corazón de Sogn og Fjordane encontramos uno de los ríos más trepidantes para la práctica del rafting, donde se puede experimentar la más excitante aventura cargada de acción y rodeados de un entrono tan espectacular como los fiordos.

Paseando por bellos paisajes / FOTO: ONT Noruega

Finalmente aunque no menos importante queremos resaltar uno de los deportes más extremos, más peligrosos pero uno de los que ofrecen mayor satisfacción al deportista ya que le regala vistas maravillosas desde perspectivas dignas de un sueño. Se trata de la escalada. Si hay algo que abunda en Noruega, además del agua, son las montañas. Su número y su variedad ofrecen una vez más oportunidades a todos los niveles de escaladores, desde el más “novato” hasta el más experimentado. ¿Quién no ha soñado nunca con escalar una cascada congelada en una montaña Noruega o alcanzado la cumbre de la montaña más alta para contemplar a vista de pájaro los impresionantes fiordos?

En Noruega todo deporte soñado es posible. Las limitaciones de espacio no nos impiden hablar de todas las posibilidades tales como la espeleología, el deporte aéreo, el piragüismo, el buceo, los safaris fotográficos, las acampadas en plena nieve, la equitación, la pesca, la caza, el esquí acuático, la natación, el toboganing, los trineos tirados por perros, el up-ski. Recordemos que no hay manera mejor de descubrir un país que sumergiéndose en el y que mejor manera de zambullirse en toda una cultura como la noruega que mediante el deporte. Noruega es un país que nos ofrece 386.958 Km2 de naturaleza en estado puro. Sólo por un momento, imagine un sitio donde puede huir del ruido y el stress cotidiano para sumergirse en un lugar dominado por la tranquilidad y maravillosos paisajes. Imagine gente tan cálida que hará que se sienta tan a gusto que ame a su país tanto como e llos y una cultura en perfecta e indisoluble conexión con su entorno. Ahora deje de imaginar. Ese sitio ya existe, se llama Noruega y te está esperando.




publicidad
publicidad
 
<<< Volver Imprimir el artículo Imprimir Enviar el artículo Enviar
 
     
 

©80 Días, revista de turismo S. L.

| Aviso legal | Política de privacidad |