María Rosa Jordán Por María Rosa Jordán
redaccion@revista80dias.es
quintadolago

Los árabes lo llamaban Al-Gharb, el Poniente, y desde entonces sólo ha recibido alabanzas de todo aquel que lo ha visitado. El Algarbe portugés, de clima soleado, es uno de los destinos turísticos más populares del sur de Europa durante todo el año. Sus animados centros vacacionales, que se extienden a lo largo de playas de doradas arenas, contrastan con los tranquilos pueblos del interior en los que la historia y la tradición se dan la mano.

En este privilegiado entorno se encuentra el exclusivo Resort Quinta Do Lago, uno de los más importantes de Europa, sinónimo de elegancia y sofisticación, ubicado al borde del océano Atlántico y entre los dos lagos del Parque Natural da Ría Formosa. Con islotes de dunas arenosas, pantanales, salinas y lagos de agua dulce, este hábitat alberga una impresionante variedad de flora y fauna.

En el hotel propiamente dicho se puede disfrutar de muchas y variadas ofertas de ocio, junto con cuatro campos de golf, en donde se realizan campeonatos internacionales, más otros ocho adicionales, de fácil acceso, siendo declarado por la Internacional Association of Golf Tour Operador como el mejor destino de golf del mundo. Además, la prestigiosa revista norteamericana Travel and Leisure Magazine, lo incluyó en la lista de hoteles con la mejor relación calidad/precio, entre los cien primeros del mundo.

La posibilidad de pasear a caballo y en bicicleta, así como los deportes acuáticos y excursiones a los pueblos y playas cercanos, son un aliciente más de este destino. Mención especial merece es el completo spa del que dispone el hotel y donde se practican los tratamientos más exclusivos para conservar la salud, la belleza, relajarse a base de tratamientos con aromaterapias, flores, gemas, algas marinas y chocolate, reflexología podal y masajes en general. El gran complejo Quinta do Lago es un lugar ideal para gozar de unas vacaciones en pleno contacto con la naturaleza y en un ambiente de exclusividad relajante.

La Gastronomía no puede desentonar con la calidad y refinamiento del complejo y sus tres restaurantes (Brisa do Mar, Ca’d’Oro y el encantador R. Gigi) están en la misma playa, donde se degustan unos pescados y mariscos fabulosos, siempre regados por los exquisitos caldos portugueses. Como postre es obligado probar los Doces de Amêndos, acompañado con el licor Amarguinha.


RECOMENDAMOS

La ciudad de Faro: deambular por su casco antiguo, situado dentro del recinto amurallado medieval, es conocer parte de la historia de Portugal.

La Albufera: es el mayor complejo turístico del país. Famosa por sus fabulosas playas y animada vida nocturna.

Vilamoura: vacaciones de lujo alrededor de un puerto deportivo de fama internacional. Su casino es un atractivo más para el visitante.


CÓMO LLEGAR

Hay vuelos internacionales directos todos los días, desde casi todas las grandes capitales europeas hasta Faro, así como algunas otras conexiones desde Lisboa.

El Hotel Quinta do Lago se encuentra a 20 km. del aeropuerto internacional de Faro y a dos horas conduciendo desde Sevilla (España). El trayecto desde el aeropuerto, en coche o taxi, dura aproximadamente 25 minutos.

Si vamos desde el aeródromo internacional de Faro:

  • A 3 km. del aeropuerto aparecen las indicaciones para Faro y Portimao. Hay que tomar la salida de Portimao a la derecha.
  • Se accede a la carretera de la costa, la EN 125, durante 4 km. más hasta alcanzar las indicaciones a Loulé y Portimao.
  • Nuevamente se gira a la derecha, hacia Portimao y continuamos otros 3 km.
  • Entonces, a la izquierda, se ve un cartel que anuncia ya el hotel y a la derecha queda la iglesia de San Lorenzo. Giramos a la derecha hacia Almancil. Son otros 3 km.
  • En la bifurcación, hacia la izquierda, dejando una tienda de golf a la derecha. Y otros 2 km. hasta la rotonda, donde se indica la entrada al hotel.

MÁS INFORMACIÓN

Hotel Quinta do Lago
Almancil. Algarve. Portugal
Tel: +351 289 350 350
Fax: +351 289 396 393