Israel

Mercados llenos de vida y tesoros

Turismo de Israel

Fuencarral, 101 5º 6ª

28004 Madrid

Tlf.: +34 915 943 211

israel@turisrael.com

Comenta, aporta ideas

EVENTOS DESTACADOS

El milagro de Hanuka

En Israel, el mes de diciembre es un tiempo diferente a lo que cualquier occidental está acostumbrado. Allí no hay árboles repletos de bolas de colores, no hay luces por las calles ni papá Nöel hace su aparición el 24 de diciembre, no hay turrones ni Reyes magos, en pocas palabras: allí no hay Navidad. Allí se celebra otro tipo de fiesta, se llama Hanuka, lo que significa: inauguración, dedicación y consagración.

Durante 8 días, conmemorando el milagro del aceite, se celebra Hanuka. El 25 de Kislev, al caer el sol, según el calendario judío (suele ser a principios de diciembre según el gregoriano) comienza la fiesta que recuerda la victoria de los macabeos sobre el Imperio Selúcida, lo cual otorgó  de nuevo la independencia de los judíos.  Después de esto, hubo que purificar el templo y esto también se celebra, para eliminar todos los iconos paganos que había en su interior.  Esa purificación terminaba con el encendido de las luces del candelabro  que iluminase el recinto sagrado.  Pero sólo encontraron una medida de aceite, es decir, la cantidad para un solo día, así que utilizaron todo el poco aceite que quedaba para quemarlo en el templo. Y  ocurrió el milagro. La lámpara estuvo encendida y brillando durante 8 días enteros. Por este milagro, se celebra Hanuka.

En Hanuka se enciende una vela cada día, hasta completar los 8 brazos del candelabro judío (hanukía) y es una fiesta que celebran todos los judíos, se encuentren en el país que se encuentren y desde su hogar, encienden una vela el primer día, dos el segundo, tres el tercero… y así hasta ocho.

Los maravillosos mercadillos de Hanuka

Cada año los mercadillos se hacen más grandes y más interesantes. Gangas y productos frescos a buenos precios son una de las tradiciones más divertías del mes de diciembre en Israel. El mercado con mayor actividad de Tel Aviv: El Mercado del Carmel.

No puede haber mejor destino para los amantes de los productos frescos: perejil oloroso, crujientes zanahorias…  por no hablar de la carne, el pescado, quesos, flores…  todo un universo de sabores y aromas. El Carmel es la zona comercial al aire libre más conocida de la ciudad, probablemente por su proximidad al barrio de moda de Neveh Zedek, en la parte sur de la ciudad. Todo un espectáculo visual.

Los puestos se alinean a ambos lados de la calle, pero tampoco os podéis perder los puestos de los callejones. Ahí es donde están las verdaderas joyas:  el queso y la charcutería, los barriles llenos de arenques y otros pescados salados, todas las variedades de encurtidos, halvah y otros dulces, incluso tiendas de ropa y telas.

El mercado del Carmel es una fiesta para los sentidos, una aventura antropológica y gastronómica. Está abierto todos los días excepto los sábados, desde las 8:00 hasta media tarde; las tiendas cierran más temprano los viernes.  

Situado entorno a la calle Allenby. Los martes y viernes, en el barrio histórico contiguo de Nahalat Benyamin hay una feria artesanal: bisutería hecha a mano, juguetes de madera de vivos colores, vidrio y otros artículos que generalmente venden los propios artesanos.

En este lugar se experimenta la verdadera esencia de los mercados de Oriente Medio: el regateo. La visita obligada es al “flea market”  o mercado de pulgas de Yafo, donde hay que estar muy atentos para descubrir la belleza oculta en los objetos expuestos: un precioso caldero de bronce puede compartir estante con un montón de lámparas de queroseno viejas, o viejos collares de ámbar auténtico pueden ocultarse entre otros de plástico. También hay objetos de cerámica y de vidrio, así como ropa de segunda mano...

Antigüedades y artículos de segunda mano

Una maravillosa alternativa para aquellos que ya  han visitado el mercado de pulgas y siguen buscando gangas en el centro de la ciudad. Esta feria de antigüedades, con unos 100 proveedores diferentes, ofrece colecciones privadas de objetos raros: judaica, fotografías antiguas, pinturas y dibujos originales, herramientas e instrumentos musicales antiguos, libros raros, complementos para el hogar, juguetes, ropa “vintage”, accesorios para producciones de teatro y más. Es como un museo pero al aire libre y lo mejor es que te puedes hacer con aquellos objetos que más te interesen.  Abre los martes y los viernes y se sitúa en Dizengoff.

Conocer y visitar cualquiera de estos mercados no sólo aporta la posibilidad de encontrar raros objetos y gangas de todo tipo, sino que nos ofrece la posibilidad de conocer una cara distinta y muy particular de la capital del país, Tel Aviv.

Cuéntanos tus experiencias e ideas

Síguenos en directo en

Copyright 2010 - revista80dias.es