Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Economía

La vuelta del crédito al sector turístico, condicionada a una reestructuración bancaria

Actualizado el Miércoles, 20-Ene-2010 8:50 (GMT+1)

MADRID.- “Debemos acostumbrarnos a que el crédito no volverá a fluir con la misma facilidad que hace dos años hasta que pase mucho tiempo”. Así se expresó Guillermo de la Dehesa, asesor internacional de Goldman Sachs, moderador del panel que trataba sobre la financiación para las empresas turísticas en el 5º Foro de Exceltur, celebrado en Madrid y al que acudieron cerca de 2.000 asistentes.

La conclusión clara es que 2010 puede significar un punto de inflexión en la sequía de crédito que hay en el mercado, pero no será el año en que se vuelva a tiempos pretéritos en que el dinero fluía con más intensidad. Juan Asúa Madariaga, director de España y Portugal del BBVA, ha manifestado que el sector financiero aún debe pasar “una fase de reestructuración que tiene que ver con los excesos de capacidad y lo necesario de un nuevo modelo de supervisión”. Asúa espera que “esta transformación ayude a liberar el crédito para los nuevos proyectos”.

Reestructuración para que fluya el crédito

Las palabras del máximo ejecutivo del BBVA tienen que interpretarse a la luz de la marcha de las fusiones bancarias en nuestro país. El Banco de España, a través de su gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, ha insistido en numerosas ocasiones en que es necesario que se den uniones entre cajas de ahorros. Algunos expertos apuntan a que si éstas no se acaban produciendo, el Banco de España podría intervenir ciertas cajas y forzar sus uniones. El miedo, que aún sigue imperando en el sistema financiero, es que no se conoce a ciencia cierta cuáles son los activos más peligrosos a los que están expuestas muchas cajas.

Asúa también coincide con lo que han manifestado desde plataformas como Exceltur: “las empresas menos diversificadas con las que pueden sufrir más la sobrecapacidad que tiene el sector turístico en España”. Por ello, el director del BBVA sostiene que la crisis también es una oportunidad para la reconversión del sector turístico, a la vez que se mejora la competitividad y productividad.

En el mismo panel en el que ha expuesto Juan Asúa también se encontraba Bernardo Trindade, secretario de Estado de Turismo de Portugal, que ha señalado que su país ha ayudado a cerca de 3.000 empresas turísticas asumiendo el 50% del riesgo de los créditos que han solicitado y reduciendo sus tipos de interés. Por su lado, Jeanine Pires, presidenta de Embratur, ha explicado que Brasil ha notado con cierto retraso el impacto de la crisis, que se ha visto amortiguado por un sistema financiero “conservador” que no ha dado crédito con tanta ligereza como en otras partes del mundo. Por eso, la mayoría de las empresas brasileñas estaban acostumbradas a funcionar con sus propios recursos.

publicidad
-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS