Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Transportes

Renfe perderá en verano las ayudas estatales, lo que podría aumentar ciertas tarifas

Actualizado el Lunes, 25-Ene-2010 14:03 (GMT+1)
REVISTA80DIAS.ES

MADRID.- El próximo 1 de julio Renfe se quedará sin las ayudas que le proporciona el Estado. El compromiso lo ha adquirido España ante la Comisión Europea, ya que de otra forma estas ayudas serían declaradas ilegales y deberían devolverse. El acuerdo es consecuencia de la denuncia que Fenebús, la patronal del transporte en autobús, había presentado ante la UE en la que sostenía que estas subvenciones eran una “competencia desleal” de Renfe, ya que gracias a las mismas le permitía mantener los precios bajos y cubrir el déficit de operaciones.

A pesar de esta decisión, Renfe no tendrá que devolver todas las ayudas que ha recibido del Estado hasta el momento, ya que este régimen se estableció en 1954, antes de que España formase parte de la Unión Europea. “La Comisión no va a iniciar ningún procedimiento de infracción contra España ni reclamará la devolución de la ayuda”, han explicado diversas fuentes. No obstante, las subvenciones “se convertirían en ilegales si continuasen más allá” del 1 de julio, según las mismas fuentes.

Por su lado, el diario Expansión también ha revelado que Anne Houtman, responsable de Mercado Interior en la Dirección General de Energía y Transportes de la UE ha enviado una carta al Ejecutivo español en la que se insta a que el AVE deje de recibir eventuales compensaciones.

Aumento tarifario

El hecho de que Renfe deje de ingresar subvenciones por parte del Estado puede conllevar una subida de las tarifas a medio plazo, fundamentalmente en las rutas AVE, Larga Distancia y Media Distancia. Estas últimas se consideraban hasta ahora como un servicio público.

En la actualidad, Renfe y Estado tienen firmado un contrato-programa por el que la Admiistración encarga y paga unos trabajos que Renfe debe llevar a cabo y que se engloban dentro del concepto de servicio público: rutas de Media Distancia que sirven para interconectar determinados puntos que no se quiere dejar aislados del ferrocarril, pero que son deficitarias. A ellas se suma el transporte de Cercanías en diferentes comunidades autónomas.

En 2010 finaliza el contrato-programa que el Estado y Renfe firmaron en 2005 y en el que se contemplaban cantidades para compensar las pérdidas que ocasionan servicios como la Media Distancia y las Cercanías. Teófilo Serrano, presidente de Renfe Operadora, ya desveló en el mes de octubre, en sede parlamentaria, que la firma ferroviaria no recibiría este año los 350 millones de euros para sufragar el déficit de las Cercanías y la Media Distancia, por lo que tendría que endeudarse para mantener los precios.

publicidad

MÁS INFORMACIÓN

-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS