Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Aviación

Fomento asume la organización y gestión del trabajo de los controladores por Decreto-Ley

Actualizado el Viernes, 05-Feb-2010 14:32 (GMT+1)

MADRID.- José Blanco, ministro de Fomento, ha llevado al Consejo de Ministros un Real Decreto-Ley por el que Fomento asume la organización de los controladores aéreos, a través de AENA, y regula el trabajo y organización de los mismos. Además, a través de esta norma de urgencia (regulada en el artículo 86 de la Constitución), Blanco liberaliza el negocio de los controladores aéreos, permitiendo que empresas privadas puedan prestar servicios de control aeronáutico en los aeropuertos españoles.

Tanto AENA como los controladores aéreos habían roto las negociaciones para el nuevo convenio de este colectivo que regulase sus condiciones laborales. Blanco ya había avisado de que tomaría cartas en el asunto si no se llegaba a un acuerdo para evitar que los pasajeros y la seguridad aérea se viesen afectados por posibles "huelgas de celo" de los responsables del control aéreo. El motivo de este contencioso son los elevados sueldos que cobran los controladores aéreos (algunos hasta 900.000 euros anuales) y que Fomento pretende disminuir para conseguir un abaratamiento de las tasas de navegación aérea.

Aumento de jornada y despidos disciplinarios

Así, el Real Decreto-Ley 1/2010, de 5 de febrero (que entra en vigor hoy mismo) elimina toda posibilidad de que los controladores realicen una "huelga de celo" (cumpliendo sólo las horas estipuladas en el anterior convenio, sin extras), ya que establece su jornada laboral en un máximo de 1.750 horas anuales. Además, la norma establece que los incumplimientos de servicio por parte del personal se calificarán como faltas muy graves "cuando afecten negativamente a la seguridad o menoscaben de forma grave o reiterada la eficacia o la continuidad de la prestación de los servicios". Y el Decreto va más allá al establecer en su artículo 4.2 que los incumplimientos de servicio "serán causa de despido disciplinario por parte del proveedor de servicios de tránsito aéreo", pudiendo suspenderse provisionalmente de empleo y sueldo al controlador aéreo.

Integración en los nuevos prestadores de servicios

El Decreto-Ley también contempla la posibilidad de que los controladores aéreos que están prestando sus servicios en la actualidad para AENA puedan integrarse en los nuevos proveedores que asuman la gestión y control del tráfico aéreo. En caso de no querer incorporarse a los mismos, los controladores deberán "dar por extinguido su contrato de trabajo, con el derecho a percibir, en este último caso, las indemnizaciones que procedan", según se contempla en el punto 4 de la Disposición adicional segunda.

Por otro lado, José Blanco ha suspendido el derecho a que los controladores obtengan la licencia especial retribuida, es decir, la posibilidad de retirarse a los 52 años y seguir cobrando su salario íntegro. Además, les obliga a "realizar de manera inexcusable la jornada necesaria para garantizar la continuidad y sostenibilidad" de los servicios de navegación aérea. Asimismo, AENA podrá desplazar a trabajadores fuera de los centros de trabajo por un periodo máximo de un año, indemnizándoles, para garantizar la seguridad y continuidad en la prestación de los servicios. AENA también será competente para cambiar la jornada de trabajo y los horarios por necesidades del servicio.

Contratación libre de controladores

Blanco da más poder a AENA a la hora de contratar controladores, permitiéndole que contrate a nuevos profesionales bajo cualquiera de las modalidades de contratación previstas en el Estatuto de los Tabajadores. De esta forma se asegura que si los controladores deciden abandonar su trabajo o llevar a cabo una huelga, se puedan sustituir por otros profesionales.

El Real Decreto-Ley establece que AENA seguirá ocupándose de los "servicios de tránsito aéreo de control de área y control de aproximación, así como los de información de vuelo, de alerta y de asesoramiento". Sin embargo, Fomento se reserva el derecho para "designar a proveedores civiles de tránsito aéreo de aeródromo". Es decir, que el departamento que dirige José Blanco podrá seleccionar a empresas especializadas en la gestión del tráfico aéreo.

En la práctica, este Real Decreto-Ley supone la invalidez del convenio colectivo de controladores aéreos aprobado en 1999 y del acuerdo que prorrogaba el mismo hasta el 31 de marzo del presente año.

publicidad
-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS