Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Aviación

La caída de pasajeros deja un agujero de 273 millones en Iberia

Actualizado el Jueves, 25-Feb-2010 14:35 (GMT+1)

MADRID.- Iberia ha perdido 273 millones de euros durante el año 2009. La crisis que ha asolado el sector aéreo ha pasado factura a la compañía española, que en 2008 consiguió un beneficio de 32 millones de euros. Antonio Vázquez, presidente de la aerolínea, ha calificado estas pérdidas como "absolutamente históricas". De hecho, desde hace trece años, Iberia no registraba un resultado negativo.

Por su lado, los ingresos alcanzaron los 4.409 millones de euros, con una caída del 19,1% con respecto a 2008. Y es que la disminución de la demanda en el transporte de pasajeros y de mercancías ha impactado directamente sobre la compañía. Además, el segmento de pasajeros de negocios ha sido el que peor se ha comportado durante todo 2009. De hecho, la facturación por la venta de billetes se situó en 3.325 millones de euros, un 21,2% menos que en 2008. Vázquez ha explicado ante los medios que "la reducción del tráfico business no es sólo fruto de la crisis, sino una tendencia de los últimos años, un cambio de hábito en el cliente de corto y medio radio".

Iberia también ha logrado meter los gastos en cintura, aunque no lo suficiente como para acercarse a un resultado positivo. La compañía soportó 4.873 millones de gastos, un 11,9% menos que en el periodo precedente. La disminución del precio del petróleo y el ajuste de costes que se llevó a cabo con el Plan de Contingencia han ayudado en la tarea de contener los gastos.

Los beneficios no es lo único que se ha llevado la crisis. Iberia también comunica en su nota de resultados que la plantilla media se redujo un 4,2% en todo 2009 y que la flota de aviones disminuyó en 10 aparatos. No serán los únicos recortes, ya que la firma está negociando con los sindicatos un futuro Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 180 personas que afectaría a los tripulantes de cabina (azafatas y sobrecargos, conocidos como TCP).

Nueva aerolínea de corto radio en noviembre

Antonio Vázquez también ha comentado que desde que asumió la presidencia en julio de 2009 se ha centrado en tres líneas fundamentales para la compañia. Por un lado, seguir cumpliendo los objetivos fijados en el Plan 2012. Junto a ello, y ya cristalizado, la aceleración del proceso de fusión con British Airways (BA). Y, en tercer lugar, el acuerdo de explotación conjunta con BA y American Airlines para las rutas transatlánticas.

El objetivo que persigue la compañía es crecer en el largo radio y racionalizar las operaciones en el corto y medio radio para que sean rentables. En cuanto a esto último, Vázquez ha referido que "el mercado va dejando fuera [de las rutas nacionales y europeas] a las compañías tradicionales" frente a las de bajo coste, que operan de punto a punto y no en red. Por ello, desde Iberia se ha tomado la decisión de crear una nueva arolínea que cubra las rutas de corto y medio radio "con una estructura de costes parecida a las low cost, aunque no será igual", ha anunciado Rafael Sánchez, consejero delegado de Iberia. La idea es poner en marcha esta línea aérea en enero de 2011, aunque Sánchez ha indicado que podría estar operativa en noviembre de este año, para "aprovechar la temporada de invierno".

Fusión con BA

En cuanto a la fusión con BA, Antonio Vázquez ha reconocido que esperan que se produzca "en las próximas semanas" la firma del acuerdo de fusión. Después de esto todavía está pendiente la solución del contencioso de BA con los fondos de pensiones, un agujero que la aerolínea británica tiene en sus cuentas y que podría frenar la fusión. Y es que Iberia se ha reservado el derecho a no seguir adelante con la unión si no le convence el plan de reestructuración de estos fondos que BA debe presentar en el verano. Si todo va bien, la fusión definitiva se produciría a finales de 2010 y en 2011 ya operaría la nueva compañía resultante.

A pesar del escollo del fondo de pensiones, Vazquez ha afirmado que desde Iberia están "trabajando con el deseo y la convicción de que BA va a resolver de forma satisfactoria" el problema de las pensiones de sus empleados. Asimismo, el presidente de Iberia ha sentenciado que esta fusión será un "primer paso" y no descarta fusiones futuras de la compañía resultante con otras aerolíneas de mayor tamaño. Para ello ha explicado que el acuerdo de "cielos abiertos" entre la Unión Europea y EEUU, que prevé la entrada de capital estadounidense y europeo en firmas de ambos continentes, puede ser la puerta para un mayor proceso de consolidación en el negocio.

publicidad

MÁS INFORMACIÓN

-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS