Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Transportes

MSC Cruceros: "Antes, el consumidor tenía puesto el crucero en un pedestal"

Actualizado el Miércoles, 21-Jul-2010 11:36 (GMT+1)
Emiliano González, director de MSC Cruceros en España.

Emiliano González, director de MSC Cruceros.

MADRID.- Emiliano González, director general en España de la naviera MSC Cruceros, atiende a este medio a través del teléfono en medio de la canícula veraniega de Madrid. González, apoyándose en los datos de los últimos años, recuerda que el sector de los cruceros en España todavía tiene un largo recorrido y futuro. Asimismo, detalla los planes de crecimiento de su compañía, que llegó a mover 67.000 clientes en los puertos españoles durante 2009 y pretende alcanzar los 80.000 en 2010, un 20% más.

P.- Empecemos por la guerra de precios que se vive en el sector de los cruceros: preocupa, sobre todo, a agencias y cada día que pasa se ven mayores ofertas. ¿Tendrá fin? ¿Beneficia al sector y a los agentes que revenden mantener precios tan bajos?

R.- Si por el concepto “guerra de precios” lo que estamos buscando es crear un titular, pues ya lo tenemos. Pero entonces, tendríamos que preguntarnos qué ocurre, por ejemplo, en el sector financiero, cuando como clientes nos encontramos que recibimos en nuestra casa hoy una oferta y mañana otra. En España estamos a tiros, comercialmente hablando, porque existe guerra de precios en todos los sectores.

En realidad, lo que hay es un nivel de competencia importante entre las diferentes navieras. Por otra parte, que me digan qué agencia de viajes, cuando nos reunimos con ellos no quieren que bajemos los precios. Hay una diferencia entre hablar con un propietario de agencia de viajes que, dicho coloquialmente, se juega sus cuartos, a hablar con empleados de agencias de viajes, que quieren solventar su venta más rápidamente con menores precios. La preocupación de las agencias de viajes también la tenemos las navieras, que buscamos la satisfacción de los pasajeros y la rentabilidad de las inversiones.

P.- ¿Por qué se ha dado en España este nivel de competencia?

R.- En el mercado español se dan unas particularidades que raramente se producen en otros mercados. En España hay un número de navieras, mal llamadas españolas, porque ya no pertenecen a capital español, que se dedican a un solo mercado y anuncian un tipo de producto. Y, por otro lado, hay otras compañías multinacionales que abarcamos varios mercados. Y las necesidades de cada tipo son diferentes. Esto hace que el mercado español sea muy competitivo.

P.- Las bajadas de precios han facilitado que se democraticen los cruceros. ¿Esto ha influido positiva o negativamente en la calidad de los servicios?

R.- Es cierto que el sector de los cruceros ha adquirido una popularidad, pero no es exclusiva de que los precios sean más competitivos. Corresponde a un conjunto de situaciones que se han dado en el mercado español de cruceros, que estaba muy atrasado en cifras en relación a otros países. Además, el consumidor tenía puesto en un pedestal el crucero, ya que pensaba que era un producto dedicado a una élite, aburrido y destinado a personas de elevada edad. Sin embargo, el cliente español ha descubierto que esto no es así, lo que sumado a las tarifas competitivas ha provocado que los cruceros tengan un incremento muy importante de clientes, en comparación con otros productos turísticos.

P.- ¿Cree que en el futuro se verán cruceros low cost o este término no se puede aplicar a este sector?

R.- Desde luego nosotros no lo vemos. En el pasado ha habido algún intento de cruceros de bajo coste y ha fracasado. Yo no creo en ese concepto y no pienso que tenga ningún futuro en los cruceros. Tal y como se ha comercializado: que el cliente se haga la limpieza de camarote y que se lleve su comida, pues eso es impensable. Ni nos lo planteamos ni pensamos que eso pueda ser un futuro para el sector.

P.- ¿Qué pasará cuando llegue la madurez al mercado de los cruceros en España? ¿Qué medidas habrá que tomar para que siga siendo rentable?

R.- El mercado todavía está lejos de esa madurez. Cuándo se puede alcanzar o cuándo se puede llegar a cifras importantes, no lo sabemos. Lo cierto es que año a año, según las cifras que traslada el European Cruise Council, el mercado español sigue creciendo en número de pasajeros. Parece difícil de predecir el tope, porque mercados mucho más maduros que el nuestro siguen creciendo, por ejemplo Alemania, que es el segundo mercado europeo [el primero es el británico].

Por lo tanto, el horizonte de crecimiento es muy difícil de predecir. Lo cierto es que España cuenta con un patrimonio de costas espectacular, con muchas ciudades que han realizado un esfuerzo por adecuar sus instalaciones portuarias, lo que nos permite cumplir con nuestra filosofía y estrategia de posicionar más barcos con salida de puerto español.

P.- ¿MSC se ha planteado la intermodalidad, es decir, usar otro medio de transporte para llevar a los viajeros al barco e incluirlo en el precio?

R.- De entrada nosotros somos una naviera y nuestra preocupación principal es trabajar como naviera. Pensamos que son las agencias de viajes quienes tienen que facilitar el resto de servicios al consumidor. Nosotros ya alquilamos aviones para trasladar a los clientes a puertos que se encuentran fuera de España y desde donde sale el crucero, con la idea de apoyar a la agencia.

Está claro que cuando tenemos un barco en Valencia está muy bien acercarlo a los clientes de Madrid, pero si salimos de la capital del Turia es, en principio, para que todos los consumidores de la Comunidad Valenciana tengan un barco casi en la puerta de su casa. Nuestra preocupación pasa por situar el mayor número de barcos en el mayor número de puertos españoles. Sin descartar que en el futuro se pueda optar a la intermodalidad.

P.- ¿Qué novedades trae MSC para este año en España?

R.- En marzo de 2010 hemos inaugurado el undécimo barco de la flota de la compañía, el MSC Magnifica. La nave está realizando la ruta del Mar Adriático, desde Venecia y Bari. La compañía también ha anunciado la construcción de un tercer barco que llegará en julio de 2011. Esto se une al crecimiento muy considerable de MSC Yacht Club en los dos buques más grandes de la compañía: MSC Fantasia y MSC Splendida, que están todos los viernes y todos los lunes en Barcelona.

P.- En un mercado tan competitivo como el español, ¿por qué un cliente debe elegir MSC y no otra compañía de cruceros?

R.- Por varios hechos importantes. Pero el primer activo de la compañía es que contamos con la flota más moderna del mundo, ya que diez de los doce barcos con los que cuenta MSC se han construido desde el año 2001. Por lo tanto, los buques son los más modernos, con las mejores prestaciones.

Al mismo tiempo representamos a una compañía italiana y todos sabemos que los italianos son de alguna forma pioneros en el mercado de los cruceros, a lo que se suman la calidad de los materiales empleados y la decoración.

Además, tenemos ventajas comerciales que no tienen otros colegas, puesto que somos la única compañía que ofrece 365 días al año pasaje gratis para niños de hasta 18 años (sin cumplir) que viajen acompañados con dos adultos y sólo pagan las tasas de embarque.

P.- El Parlamento Europeo ha probado un nuevo reglamento, que entrará en vigor en 2012, en el que se prevén indemnizaciones para pasajeros por retrasos o cancelaciones en los cruceros. ¿Qué opinión le merece esta modificación normativa?

R.- Es un primer borrador que está aprobado por el Parlamento Europeo, y que tiene que pasar ahora diferentes filtros y comisiones hasta su texto definitivo y aprobación. Hay que esperar al texto final para valorarlo definitivamente. Indudablemente todos somos consumidores y todo lo que suponga defensa de los intereses del consumidor nosotros estamos completamente a favor. Únicamente hay que entender las particularidades del entorno en el que se mueven las compañías de cruceros: el mundo de la mar tiene situaciones marítimas que en un momento determinado pueden condicionar una labor de navegación.

publicidad

MÁS INFORMACIÓN

-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS