Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Alojamientos

Barceló, condenada a comprar a COMSA un hotel en la República Checa

Actualizado el Miércoles, 29-Sep-2010 11:08 (GMT+1)
REVISTA80DIAS.ES

MADRID.- La firma Constructora de Obras Municipales S. A. (COMSA) ha ganado la primera batalla contra la compañía hotelera Barceló por el hotel Brno Palace , de la República Checa. El caso se remonta a 2007, cuando el grupo hotelero mallorquín se comprometió con la empresa constructora a adquirir un palacete que COMSA había comprado a su vez al ayuntamiento checo de Brno en 2005. Las condiciones del contrato que firmaron ambas empresas estipulaban que COMSA reformaría el palacete para convertirlo en un hotel, mientras que Barceló los compraría para explotarlo.

Sin embargo, en 2009, Barceló dio marcha atrás en su intención de comprar el palacete, como ya informó este medio. La llegada de la crisis, la falta de crédito y la caída de las inversiones inmobiliarias hicieron que el grupo mallorquín decidiese no cumplir el contrato. Ahora, el Juzgado de Primera Instrucción número 23 de Palma de Mallorca ha fallado a favor de COMSA y Barceló tendrá que abonar el precio de compraventa estipulado por el hotel (22 millones de euros) más un conjunto de gastos adicionales, que rondarían los 18 millones de euros.

Barceló alegó en el procedimiento judicial que se declarase resuelto el contrato de compraventa, ya que COMSA no había presentado antes de la fecha de entrega del hotel el justificante de que el Ayuntamiento de Brno no había ejercido el derecho de adquisición preferente que tenía sobre el inmueble. Sin embargo, el titular del juzgado ha estimado que la falta de ese documento no es motivo para que Barceló no cumpla las condiciones del contrato realizado con COMSA y abonar, como estaba estipulado, el precio de venta del palacete ya reformado.

La sentencia, que todavía es recurrible, obliga a Barceló a desembolsar alrededor de 40 millones de euros a COMSA. Por el precio del hotel ya reformado, la compañía mallorquina tendrá que pagar 22 millones de euros. A ello se suman los intereses de demora y unos gastos extra que soportó COMSA por modificaciones en las obras que no estaban contempladas en el contrato.

publicidad

MÁS INFORMACIÓN

-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS