Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Aviación

Air Madrid: cuatro años sin justicia ni dinero

Actualizado el Miércoles, 15-Dic-2010 11:46 (GMT+1)
REVISTA80DIAS.ES

MADRID.- Se cumplen cuatro años del cese de operaciones de Air Madrid sin visos de solución. La aerolínea propiedad de José Luis Carrillo cerró el 15 de diciembre de 2006, dejando a cerca de un millar de afectados sin sus vuelos para los días siguientes y un reguero de más damnificados. Este fue uno de los primeros escándalos que provocó el cerrojazo de una aerolínea en nuestro país (seguido después por la quiebra de Air Comet en diciembre de 2009). Y, todavía en 2010, a los perjudicados aún no se les han devuelto las cantidades que pagaron por sus billetes.

Varias semanas después de la suspensión de operaciones se declaró el concurso de acreedores de esta aerolínea de bajo coste, que está tramitando el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid. A día de hoy se ha presentado una propuesta de convenio, aceptada en su momento por el juez, para satisfacer las demandas de los acreedores. Es decir, para pagar. Sin embargo, los clientes afectados aún no han visto rastro de su dinero y puede pasar bastante tiempo hasta que así sea. Se les prometió que en 2009 cobrarían, pero ni rastro de las compensaciones. Un aviso para navegantes. De todo ello queda un grupo abierto en Facebook recientemente y que casi llega a los 400 integrantes a día de hoy.

“Alarma social”

En su momento, Air Madrid alegó para dejar de operar que el Ministerio de Fomento, desde la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), había “llevado a cabo una serie de actuaciones, haciendo un uso arbitrario e injusto de sus atribuciones que han situado de hecho, aunque todavía no de derecho, a Air Madrid en una imposibilidad absoluta de desarrollar con la normalidad requerida su actividad”.

Las semanas anteriores al cese de operaciones empezó a conocerse a través de los medios de comunicación las condiciones más que dudosas en las que volaban algunos aviones, con desperfectos muy visibles en el interior de los aparatos. Desde Fomento se abrió una investigación para comprobar que la aerolínea cumplía con todos los requisitos de seguridad. Air Madrid acusó a Fomento, entonces dirigido por la actual eurodiputada Magdalena Álvarez, de generar “una alarma social absolutamente injustificada”. Según los responsables de la aerolínea, estos hechos hicieron que la venta de billetes cayera drásticamente, lo que les obligó a suspender sus operaciones.

Proceso penal y beneficios

Los proveedores afectados y algunos clientes llegaron a llevar a José Luis Carrillo ante la Audiencia Nacional por un presunto delito de estafa e insolvencia punible. Al final se declaró la absolución del presidente de Air Madrid. Por su lado, Fomento también intentó recuperar los más de 6 millones de euros que le costó el flete de aviones para repatriar a cerca de 600 damnificados. La justicia también absolvió a Air Madrid de esta responsabilidad a principios de este año.

El refranero español es sabio y cuenta con máximas como “no hay mal que por bien no venga”. Y es que algunas aerolíneas aprovecharon el hueco que dejaba Air Madrid al desaparecer para hacerse con algunas de las frecuencias que esta low cost operaba hacia Latinoamérica. La quebrada Air Comet (propiedad del desaparecido grupo Marsans) fue la más beneficiada y parte de la plantilla de Air Madrid acabó en la misma. Otras firmas como Iberia o Air Europa también consiguieron algunas rutas.

publicidad
-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lo mejor de Viajandocon.es