Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Aviación

Caso Air Madrid: "Tuve la pésima idea de hacer escala y me pesa hasta el día de hoy"

Actualizado el Miércoles, 15-Dic-2010 11:40 (GMT+1)
Manuela Rivera, afectada de Air Madrid.

Manuela Rivera, afectada de Air Madrid.

MADRID.- “Hay un tipo de daño que ni la mejor indemnización podrá cubrir”. Así se expresa María Manuela Rivera, una española que se vio afectada en diciembre de 2006 por el cese de operaciones de Air Madrid y su posterior concurso de acreedores. Hoy se cumplen cuatro años sin una solución. Manuela, española criada en Chile y que vive en Oslo (Noruega), tenía reservado vuelo el 26 de diciembre de 2006 para ella y cuatro familiares más a Santiago de Chile. Nunca salió. “Tuve la pésima idea de hacer escala en Madrid para recoger a mi madre y continuar el viaje. Me pesa hasta el día de hoy”, se lamenta esta perjudicada.

“Les reclamé [a Air Madrid] el importe de los pasajes, el billete de vuelta a Noruega más la indemnización correspondiente, todo argumentado”, explica Manuela, que cifra en “aproximadamente” 1.800 euros por billete el coste de sus reclamación. En total 7.200 euros. Esta afectada, que escribe a Revista80dias a través del correo electrónico, se queja de que “nunca tuve contacto con la empresa y nunca contestaron al teléfono”. Según Manuela todo lo que consiguieron “fue llenar unos formularios en el aeropuerto: uno para Aena y otro de la oficina  del consumidor”.

Esta perjudicada por el cierre de Air Madrid (hay más de un millar, con sus historias personales) tampoco guarda un buen recuerdo de las organismos oficiales. “Una vez reclamado a Aena recibimos respuesta de que teníamos que dirigirnos a la línea aérea, porque Aena no tenía competencia”, sostiene Manuela, para asegurar a continuación que “en el fondo nos dirigían de un lugar a otro”. Sobre el Gobierno, Manuela es lapidaria: “no se han puesto en contacto desde hace más de dos años”.

“Ya no hay confianza en la justicia”

Al calvario de la cancelación del viaje se ha sumado, durante cuatro años, el largo e interminable proceso judicial. Manuela refiere que la última notificación que recibió del Juzgado de lo Mercantil número de 5 de Madrid, que se ocupa del caso, “fue el 26 de mayo del 2008, diciéndome que se me reconoce como acreedora del importe del billete más los 600 euros que la ley impone ante las cancelaciones por trayectos de más de 3.000 kilómetros”. Según Manuela “se nos informó de que las devoluciones se harían en 2009”. De momento, ni rastro del dinero.

Manuela es pesimista sobre la indemnización que debe recibir por el cierre de Air Madrid, por ello expone que “a estas alturas ya no hay confianza en la justicia ni en los que la representan”. Y mantiene que “sería justo que una parte terminase con el pago a toda la gente que se vio afectada, pero por la otra que se castigue a los responsables”. Esta afectada española pide que “se tomen medidas preventivas o se promulguen leyes que no permitan tanta impunidad”.

Además, Manuela se refiere al caos provocado por la rebelión de los controladores aéreos el pasado puente: “me pongo en el lugar de los miles de afectados, se les prometió lo mismo que a nosotros: reclama acá, dirígete allá, tienes derecho a esto... Yo todavía sigo esperando”.

publicidad

MÁS INFORMACIÓN

-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lo mejor de Viajandocon.es