Publicidad
Publicidad
Ir a la página principal Aviación

Las aerolíneas deberán explicar las causas de sus retrasos y los derechos del viajero

Actualizado el Miércoles, 22-Dic-2010 10:40 (GMT+1)
REVISTA80DIAS.ES

MADRID.- Las aerolíneas estarán obligadas a informar sobre las causas de retraso o cancelación de sus vuelos, así como de los derechos que asisten a los pasajeros en estos casos. Además, el embarque gratuito con equipaje de mano sólo podrá denegarse por razones de seguridad, peso o tamaño del bulto.

Estas obligaciones han sido incluidas en la modificación de la Ley de Seguridad Aérea que se ha debatido en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados y ha sido enviada al Senado para su ratificación. Hasta ahora las compañías no tenían obligación de informar sobre los derechos de los pasajeros en caso de retraso o cancelación, ya que se daba por hecho que el usuario de avión debía conocer el Reglamento CE 161/2004 que regula estas materias. Sin embargo, desde la entrada en vigor de la modificación legal, en 2011, las firmas aéreas deberán informar obligatoriamente y de forma “precisa, veraz e inmediata” de estos derechos.

Fuertes multas para los controladores

Por otro lado, la modificación de la Ley de Seguridad Aérea también incluye un apartado de infracciones y sanciones para los controladores aéreos. Así, el proyecto de modificación incluye en su artículo 48 bis la tipificación como infracción administrativa muy grave “simular enfermedad o disminución de la capacidad psicofísica o dificultar o negarse a realizar controles médicos”, “dificultar, retrasar o negarse a recibir las labores de formación”, “obstaculizar o impedir las pruebas de calidad o auditorías” en los centros de trabajo, así como la falta injustificada al puesto de trabajo.

Las sanciones que se contemplan son bastante elevadas para lo que suele ser normal y más tratándose de personas físicas. De esta forma, las infracciones muy graves acarrearán una multa de entre 250.000 euros y 4,5 millones de euros o la pérdida de la licencia de controlador. Mientras que para las infracciones graves, la sanción se situaría entre los 70.000 y los 250.000 euros. Las faltas tipificadas como infracción leve supondrán el apercibimiento o una sanción desde los 4.500 hasta los 70.000 euros. Estas cantidades pueden ser modificadas en el trámite del Senado. Además, cuando la ley entre en vigor no se podrán aplicar de forma retroactiva a los controladores que secundaron la rebelión que dejó sin vuelos España entre el 3 y el 4 de diciembre.

publicidad

MÁS INFORMACIÓN

-publicidad-

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lo mejor de Viajandocon.es